LA EMBAJADA EN LA HABANA ESTUVO ABIERTA DESDE EL PACTO KENNEDY KRUSCHEV.

  • LA EMBAJADA EN LA HABANA ESTUVO ABIERTA DESDE EL PACTO KENNEDY KRUSCHEV.
  • HASTA ES OFICIAL YA LA EMBAJADA EN TIERRA HOSTIL , O AL MENOS EN TIERRA ENSANGRENTADA , ¿ SABEN CUAL ES MI OPINIÓN ? ESTO NO ES ARREGLO DE LA CANDIDATURA DE OBAMA , LA ADMINISTRACIÓN ESTADOUNIDENSE LO PACTO DESDE KENNEDY- KRUSHEF , LA TRAICIÓN A LA LIBERTAD DE CUBA ESTUVO RODANDO TODO EL TIEMPO ¿SEGUIREMOS PENSANDO EN LA SALVACIÓN AMERICANA ? YO PARA NADA . el rafa .
  • Page11
  • La cancillería cubana confirmó en su sitio de internet que el ministro interino de Relaciones Exteriores, Marcelino Medina González, recibirá en la mañana de este miércoles 1ro. de julio, a Jeffrey DeLaurentis, jefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana, quien será portador de una misiva del presidente Obama a Raúl Castro sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en los respectivos países

    La presentación formal completará la primera etapa del proceso de normalización de relaciones que los viejos rivales de la Guerra Fría iniciaron hace poco más de seis meses, cuando Obama y Castro anunciaron una histórica apertura diplomática.

    Se espera que Kerry viaje a La Habana este mes para una ceremonia de izamiento de bandera que dejaría inaugurada la embajada estadounidense en la capital cubana, en la misma sede que ocupa la actual sección de Intereses. La Casa Blanca revelará el momento exacto en que ocurrirá, dijo un funcionario estadounidense.

    Ambos países pueden ahora reconvertir sus llamadas secciones de intereses en La Habana y Washington en embajadas, y posteriormente nombrar sus embajadores. El de Estados Unidos tendría que ser confirmado por el Senado, pero se espera que el actual Jefe de la Sección de Intereses, Jeffrey DeLaurentis, dirija provisionalmente la Embajada como Encargado de Negocios.

    El Departamento de Estado debe dar al Congreso un aviso 15 días antes de abrir una embajada.

    Reacciones en el Congreso

    Ileana Ros-Lehtinen, congresista del sur de la Florida por el partido Republicano y presidenta de la Subcomisión de África del Norte y Oriente Medio, emitió una declaración refiriéndose al anuncio de embajadas en ambos países este miércoles. “No cabe duda de que la Administración Obama perseguiría el objetivo de abrir una embajada en Cuba, sin importarle la triste realidad del pueblo cubano“.

    “Desde el anuncio de Obama el 17 de diciembre, el Departamento de Estado no ha logrado condenar con fuerza el aumento de la represión en la isla, ahora que el régimen de Castro se siente envalentonado para continuar sus ataques contra los opositores”.

    La congresista se refirió a que mientras las Damas de Blanco, Jorge Luis García Pérez Antúnez, Yris Pérez Aguilera y otros líderes de la democracia son rutinariamente acosados, golpeados y encarcelados, la Administración de Obama continúa dando la espalda al pueblo cubano, para lograr su objetivo de ofrecer tantas concesiones como sea posible al régimen de Castro.

    “No es sorpresa que este Gobierno ha mostrado que sus decisiones se basan en politiquería en vez de política seria. La apertura de laEmbajada Americana en Cuba no hará nada para ayudar al pueblo cubano y es sólo otro intento trivial para agregar algo más a su pasado”, concluyó Ros-Lehtinen.

    El Senador Marco Rubio, aspirante a la cancidatura presidencial republicana y presidente del Subcomité para el Hemisferio Occidental del Senado, emitió la siguiente declaración:

    “A lo largo de toda esta negociación, mientras el régimen de Castro ha intensificado su represión del pueblo cubano, el gobierno de Obama ha continuado haciendo la vista gorda y ofreciendo concesión tras concesión. El plan notificado por la administración para restablecer las relaciones diplomáticas es una de esas concesiones apreciadas por el régimen castrista”.

    “No está claro qué se ha logrado, si es que algo, desde que el Presidente hizo su anuncio el 17 de diciembre, en cuanto a asegurar el regreso de los fugitivos estadounidenses refugiados en Cuba, resolver las reclamaciones legales pendientes de ciudadanos estadounidenses sobre propiedades confiscadas por el régimen, y a obtención del incuestionable derecho de nuestros diplomáticos a viajar libremente por toda Cuba y reunirse con los disidentes, y lo más importante, asegurar mayores libertades políticas para el pueblo cubano. Tengo la intención de oponerme a la confirmación de un embajador en Cuba hasta que se atiendan estos asuntos. Es hora de que cesen nuestras concesiones unilaterales a este régimen odioso”.

    Por su parte el congresista republicano Carlos Curbelo declaró que “la nueva designación de una embajada en La Habana significa que el Presidente Obama puede marcar otro elemento en su personal construcción de su legado, pero no va a promover nuestros intereses nacionales y temerariamente confiere legitimidad a un dictadura militar”.

    “Este movimiento deplorable se suma a la larga lista de concesiones unilaterales que el gobierno cubano ha recibido de la Administración Obama como recompensa por haber cruelmente mantenido un rehén estadounidense durante cinco años”, dijo Curbelo.

    “Nuestro país merece una política exterior que ponga a Estados Unidos primero y que recompense a nuestros aliados, no a dictadores responsables de la muerte de los ciudadanos estadounidenses y por el robo de la propiedad de Estados Unidos”, manifestó el congresista..

    El jefe de la Sección de Intereses de EE.UU. en La Habana, Jeffrey DeLaurentis, entregará este miércoles en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba una carta del presidente Barack Obama dirigida a su homólogo Raúl Castro sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas y apertura de embajadas.

    Según informó la Cancillería cubana, el ministro interino de Relaciones Exteriores, Marcelino Medina, recibirá a DeLaurentis “quien será portador de una misiva” de Obama a Raúl Castro “sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas en los respectivos países”.

  • El régimen reitera que no habrá vínculos ‘normales’ mientras se mantengan las restricciones. Las señala como ‘el obstáculo principal al desarrollo’ de la Isla.

El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo este miércoles que Washington llegó a un acuerdo para dar el histórico paso de restablecer relaciones diplomáticas con La Habana y confirmó que su secretario de Estado, John Kerry, viajará “este verano” a La Habana para abrir la embajada estadounidense en Cuba.

“Hace un año pudo parecer imposible que Estados Unidos volviera a izar su bandera, de barras y estrellas, en una embajada en La Habana”, dijo Obama en los jardines de la Casa Blanca, informó Reuters.

“Este es un histórico paso adelante en nuestro esfuerzo para normalizar las relaciones con Cuba”, afirmó el mandatario, según EFE.

Instó al Congreso de su país a que “escuche al pueblo cubano y al pueblo estadounidense” y empiece a trabajar para levantar el embargo, eliminando restricciones que impiden los viajes y el comercio entre Estados Unidos y la Isla.

“Nuestras naciones están separadas por solo 90 millas (145 kilómetros), y hay profundos lazos de amistad y familia entre nuestros pueblos”, dijo Obama.

Aseguró que en los próximos meses su gobierno encontrará “nuevas maneras de cooperar con Cuba” en “asuntos de interés mutuo, como lucha contra el terrorismo, respuesta a desastres y desarrollo”.

Desde Viena, Kerry afirmó que la reapertura de embajadas se produce gracias a una decisión “personal” de Obama de cambiar “una política que no funcionaba y que ha estado sin funcionar demasiado tiempo”.

Kerry se convertirá en el funcionario norteamericano de más alto rango en visitar Cuba en más de medio siglo.

Entretanto, La Habana hizo pública una declaración en la que indicó que el ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, encabezará la ceremonia oficial para la apertura de la embajada de la Isla en Washington. Lo acompañará una delegación “integrada por destacados representantes de la sociedad cubana”, añadió.

A través de los representantes de sus respectivas secciones de intereses, Barack Obama y Raúl Castro intercambiaron este miércoles cartas en las que reafirmaron su intención de reanudar vínculos diplomáticos y fijaron el 20 de julio como fecha a partir de la cual se producirá la apertura de embajadas.

Granma, órgano oficial del Partido Comunista, trató lo acontecido este miércoles como unrestablecimiento formal de relaciones y dio a conocer la carta de Raúl Castro a Obama.

“Cuba se inspira (…) en los principios y propósitos consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional, a saber, la igualdad soberana, el arreglo de las controversias por medios pacíficos, abstenerse de recurrir a la amenaza o al uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de cualquier Estado, la no intervención en los asuntos que son de la jurisdicción interna de los Estados, el fomento de relaciones de amistad entre las naciones basadas en el respeto al principio de la igualdad de derechos y al de la libre determinación de los pueblos, y la cooperación en la solución de problemas internacionales y en el desarrollo y estímulo del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales de todos”, dijo el general en su carta.

La Habana: No habrá ‘relaciones normales’ mientras se mantenga el embargo

El Gobierno cubano aprovechó, por otra parte, para reiterar que no considerará “relaciones normales” con Washington mientras se mantenga el embargo.

“Con el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas, concluye la primera etapa de lo que será un largo y complejo proceso hacia la normalización de los vínculos bilaterales, como parte del cual habrá que solucionar un grupo de asuntos derivados de políticas del pasado, aún vigentes, que afectan al pueblo y a la nación cubana”, indicó la declaración oficial.

“No podrá haber relaciones normales entre Cuba y los Estados Unidos mientras se mantenga el bloqueo económico, comercial y financiero que se aplica con todo rigor, provoca daños y carencias al pueblo cubano, es el obstáculo principal al desarrollo de nuestra economía, constituye una violación del Derecho Internacional y afecta los intereses de todos los países, incluyendo los de los Estados Unidos”, añadió.

El régimen reiteró también su exigencia sobre la devolución del territorio que ocupa la Base Naval en Guantánamo. Pidió además que “cesen las transmisiones radiales y televisivas hacia Cuba”; se eliminen programas que considera “dirigidos a promover la subversión y la desestabilización internas”, y “se compense al pueblo cubano por los daños humanos y económicos provocados por las políticas de los Estados Unidos”.

Defendió, asimismo, lo que cree es su “derecho inalienable a elegir el sistema político, económico, social y cultural, sin injerencia de ninguna forma”.

“Cuba continuará enfrascada en el proceso de actualización de su modelo económico y social, para construir un socialismo próspero y sostenible, avanzar en el desarrollo del país y consolidar los logros de la Revolución”, concluyó.

Anuncios

Acerca de con el machete en la mano.

por la libertad de cuba , en contra de las dictaduras .
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s